Twitter

domingo, 9 de noviembre de 2014

AUSENCIA.

Hoy estoy triste
quizás nunca dejé de estarlo
desde que te fuiste 
y desde que te veo de lejos
y aunque deseándolo con todas mis fuerzas
se incapaz de tocarte
incapaz de ser yo si no es contigo
mirándome 

Hoy estoy triste
quizás porque me veo en 
el espejo y no me reconozco
y no puedo contarte que me fui 
a Madrid y que creía verte en cada
esquina esperándome
diciéndome que huele a Pizza
o que tienes hambre

llegué a creer con todas mis 
fuerzas que después de
haberme parado en el medio de la calle
con toda esa gente pasando
a mi izquierda y a mi derecha
sintiendo todo ir muy rápido
y yo estando quieta
y sin tú estar ahí
podrías encontrarme
y en vez de estar a mi
izquierda o a mi derecha
ir por el centro
de la ausencia
y


romperla

1 comentario:

  1. Qué mal sienta echar de menos a alguien, y que cada vez sea a más... Esperar y que nunca llegue. Creo que al final llegas a cansarte... por dignidad o por que surgen cosas más interesantes que hacer. No se puede esperar eternamente a nadie, ni siquiera a uno mismo. O saltas, o saltas.

    Besos

    ResponderEliminar