Twitter

martes, 4 de junio de 2013

Se supone

que tú seguirás viviendo dentro de mi
como las series que veía de pequeña que
no se encuentran en ningún sitio.

La energía de ese invierno fue diferente,
se nos congelaban las pestañas y sin embargo,
bailábamos descalzos sobre las baldosas.

No sé qué habrá sido de nuestras huidas
hacia ninguna parte, de algunas noches retenidas
en el cerebro.

Como aquella vez que nos cruzamos en
el medio del camino y no sabía si ir contigo
o no.

Y al final fui.

lunes, 3 de junio de 2013

La conciencia

que me hace temblar cada vez que te veo venir
desordena todo entre esto y aquello, el humo, 
la noche y todo lo demás que está de más.

Volveremos a bailar desnudos sobre la tristeza, créeme.
Jugamos a movernos en un gris indiferente que tenía de todo menos indiferencia, 
que sí, que por volver a verte pude juntar 
el agua con aceite, pero como ya sabes uno 
sobrepasa al otro, lo de siempre, morir o matar.

Y sinceramente
el que diga que los incendios de nieve
no existen es porque nunca se bañó
en tus ojos.
¿Y sabes qué? 


Maldito el día.