Twitter

sábado, 30 de junio de 2012

La vida es eso que pasa mientras haces otros planes

y pones de un lado la próxima visita, la próxima mentira, lo que quiero, debería y podría hacer si, y lo que no hago porque.
Demasiado caos mental para aclararlo en un cruce de miradas.
A veces hasta me cuestiono el sentido absurdo de las cosas, que tú estés allí y yo aquí. No podemos escapar de nosotros mismos.
A veces hasta desearía que volviera todo lo malo para que todo lo bueno también volviera de vuelta.
Julieta era idiota por enamorarse del único al que no puede tener, pero supongo que hay muchas Julietas en el mundo con otros nombres, con situaciones dispares pero con el mismo final o con el mismo principio.
 No somos más que las estupideces que nos juramos todos los días que dejaríamos de hacer pero siempre repetimos.
 Tengo ganas de que vuelvas y nada más.

martes, 12 de junio de 2012

Anatomía de Grey.

Muy bien, voy a decirlo. Tu elección, es simple. Ella o yo. Ella es una gran mujer. Pero Derek... te quiero... y, te quiero de tal modo, que finjo que me gusta tu música, dejo que te comas el último trozo de tarta y no me importa que veas los deportes en la televisión, por todo lo que debería odiarte, te quiero. Escógeme. Quédate conmigo. Quiéreme.

martes, 5 de junio de 2012

A song to say goodbye.

Nos quedamos sin excusas el dos de mayo, pese a eso nos inventamos las más inverosímiles historias para acabar viéndonos.
 Te balanceabas sobre los tejados y a veces te dejabas caer por algún lugar extraño. Nunca fui la dulce niña de tus ojos y nos movíamos violentamente, casi como con el miedo de despertarnos y comprobar que realmente éramos algo rayano en lo absurdo, fuera de lo normal.
 Tengo claro que mañana o quizás dentro de una semana, nos encontraremos de frente y ya no seremos los mismos.
Nos habremos refugiado en otras personas para dejar de sentirnos tan solos, tan poco reales como aquella primera vez que tropecé con tus perfectas imperfecciones, tus verdades a medias, tus errores garrafales, y con tus medias sonrisas.
Entonces, recordaremos viejos tiempos y sonreiremos como nunca.

domingo, 3 de junio de 2012

De como me rallo con Love Of Lesbian y otros cuentos.

Mañana las cosas de mi habitación como los cd's de esa música de la que tanto te reías seguirán ahí, aunque el día sea diferente.
Esta será la maniobra de escapismo más increíble que tendrá lugar en todo este trayecto lleno de domíngos astrománticos(y viernes claro), y cómo no noches reversibles.
Los niños del mañana se enterarán de toda esta historia, dónde vivía Marlene, la vecina del ártico, que también se la sabía. Huston, tenemos un poema, te grito, pero tú no me oyes.
Últimamente sólo describo la parábola del tonto cuando mi personulidad entra en acción, claro que si me pongo a pensar no adivino el día que fue mi primera combustión.
Así con todo, esto será una mezcla de una historia de una H que no quería ser muda y un villancico (mal cantado) para mi cuñado Fernando.
Siempre supe que nunca fui tu niña imantada, aunque tú si fuiste el mio, tu gravedad me atraía como un imán. Nuestros universos son más infinitos de lo que crees y acabarán chocando(antes o después) creando una colisión mortal que acabará con todo.
Me llaman octubre desde que nos conocimos en invierno, nunca iremos en limousinas aunque Shiwa diga lo contrario.
Mon petit cabroin jamás sabrá cuales son los colores de una sombra, y esta carta está dirigida a todas tus catastrofes (que no son pocas).
Tienes que entender que me amo demasiado como para seguir en esta tónica, en la que tengo momentos de reflexion 1 y momentos de reflexión 2, en los que concluyo que Dios por Dios es cuatro y me grito alehop aunque no me mueva de dónde estoy.
Nunca pasamos un día en el parque. A las malas lenguas les gusta hablar de lo que no saben, pero les sacamos siglos de ventaja.
Mis miradas se parecen a la mirada de la gente que conspira, aunque ultimamente solo conspiro contra mi propio tejado.
Cuando diga ya! desapareceremos, pero antes, voy a romper las ventanas y solucionaremos algunas cuestiones de familia que quedaron en el aire.
Te pasaste media vida fumando algunas plantas, nunca perteneciste al club de fans de Jonh Boy.
Pienso ganar este segundo asalto, me da igual si es 1999 o 2012.
No descartes que pronto vuelva a nuestros incendios de nieve, allí dónde solíamos gritar.
Sé que me(te) hiero mucho y que yo fui la electoplasta en esta relación.
Pero lo más importante es que hay que quedarse con lo bonito, mientras la música de ascensores nos grita las cosas que nunca nos decimos en esta mañana antiguamente nueva.