Twitter

lunes, 14 de mayo de 2012

Siempre tenías otra cosa en la cabeza.

Dos semanas sin verte y cuando reapareces de la nada parece que me caigo y solo quiero abrazarte y no soltarte. Tu viejo look de cuero y camperas, y esa sonrisa. Que da igual cuantas veces me jure nunca más, siempre acabo en el mismo punto del que partí hace casi ocho meses, que no es otro que ninguno.


jueves, 3 de mayo de 2012

Pero yo sé lo que hay y es de locos.

Podríamos bailar hasta que nuestras preocupaciones dejen de existir, hasta que estemos tan cansados que acabemos durmiendo muy pegados y amanezcamos  siameses, hasta que ninguno de los dos sepa cómo se llama y las palabras dejen de flotar en la renuncia que lleva tu nombre al verme obligada a ello sin quererlo.

Y tú volverás a esa vida que no es vida, andarás con esa forma tan tuya entre apresurada y descuidada, te metrás en esos universos mentales en los que siempre te pierdo, volveremos a esos sitios sórdidos escondiéndonos de la mitad de la población, y todo esto mientras el tiempo se escapa ante nuestras narices, el aire se lleva todas nuestras preguntas sin respuesta hacia otro lugar, y un día chocaremos con ellas de frente y ya no seremos los mismos.